top of page

INTELIGENCIA ARTIFICIAL: ¿AMENAZA DE EXTINCIÓN PARA LA HUMANIDAD?

Marzo 19, 2024


Columna Editorial

Por: Isabel Cuervo


En tiempos en que el pensar de manera crítica e independiente es un lujo, nada mejor que la inteligencia no real, si no artificial para acabar de apropiarse de las mentes débiles.


Hace tan sólo unos días atrás el gobierno de los EE. UU. reveló su primer informe sobre los potenciales riesgos que se podrían encarar con el avance de la inteligencia artificial (IA).

El resultado: un panorama inquietante. La Inteligencia Artificial podría, incluso, llegar a ser una amenaza real de extinción de la humanidad.


El informe fue encargado por el Departamento de Estado, en noviembre de 2022, a Gladstone AI, una empresa de cuatro personas que usualmente brinda sesiones técnicas informativas sobre Inteligencia Artificial a empleados gubernamentales.


Gladstone AI fue quien se llevó este contrato federal de 250.000 dólares, según registros públicos, para realizar el informe que finalmente titularon “Un plan de acción para aumentar la seguridad de la Inteligencia Artificial avanzada”.


Sin embargo, las recomendaciones “no reflejan las opiniones del Departamento de Estado ni del Gobierno de los Estados Unidos”, dice la primera página del documento.


Los tres autores del reporte aseguran haber pasado más de un año recopilando información con más de 200 empleados gubernamentales, expertos en la materia y empleados de empresas de inteligencia artificial avanzada, como Open AI, Google Deep Mind, Anthropic y Meta.


“El auge de la IA y la Inteligencia General Artificial (AGI) tiene el potencial de desestabilizar la seguridad global, de la misma manera en que ocurrió cuando se crearon las armas nucleares”, dice el informe y se recomienda al Congreso declarar ilegal entrenar modelos de IA utilizando más de un cierto nivel de potencia informática. Es decir, que haya un límite, un umbral de mínima ética que no ponga en peligro la raza humana.


La Inteligencia General Artificial es una tecnología, hasta hoy, hipotética, que podría llegar a realizar la mayoría de las funciones que realiza un ser humano, a su mismo nivel o por encima de las capacidades humanas. Esta tecnología no existe aún, pero los principales laboratorios de Inteligencia Artificial están trabajando fuertemente en desarrollarla y los expertos prevén que la Inteligencia General Artificial sea ya una realidad en menos de 5 años.


El ChatGPT fue una de las primeras aplicaciones de inteligencia artificial en aparecer, desarrollada en 2022 por OpenAI.  Esta aplicación se especializa en el diálogo, como una herramienta para responder preguntas o ayudar con tareas como redactar correos electrónicos, ensayos o conversar con nosotros de forma similar como si lo estuviéramos haciendo con un ser humano.

Puedes acceder a ChatGPT en chat.openai.com.  Lo primero que te van a pedir son tus datos básicos y permisos para rastrear tus aparatos tecnológicos.

Tanto la creación de una cuenta OpenAI como el uso del chatbot son totalmente gratuitos, dice la plataforma, pero, por su puesto, a este punto tu ya sabes que no hay nada gratuito en el planeta.


¿A cambio de qué seguimos utilizando redes, correos electrónicos y aplicaciones “gratuitas”?

A cambio de ofrecerles a estas grandes empresas y monopolios nuestra información más detallada, privada y confidencial, con la que nos conocen, nos rastrean, nos perfilan y nos manipulan.


Manejo de masas por medio de lámparas mágicas que hemos frotado y con las que nos hemos ensimismado de manera autorizada, algunos hasta la adicción completa.


La inteligencia artificial viene por más y promete arrasar en un solo soplido, antes aún de que nos demos cuenta, incluso, con lo que queda de la inteligencia humana.  Lo dicen hasta los encargados del informe de gobierno.


OpenAI también es el responsable de la creación de Whisper, que traduce susurro, y es un sistema de reconocimiento automático de voz.  Este modelo de reconocimiento de voz fue entrenado con 680.000 horas de audio extraídas de la web.


Lo positivo, como todo en tecnología moderna, es que Whisper permite la transcripción y la traducción de varios idiomas en tiempo real.

Pero también hay muchos implicados en rupturas éticas con las ventas multimillonarias del acceso a tus dispositivos electrónicos y plataformas, sin tu permiso o, peor aun, con tu autorización que ha sido conseguida sin siquiera enterarte. 


Pero los riesgos que enfrentamos hoy no sólo son contra la seguridad personal o de una nación, los potenciales riesgos a la naturaleza humana, se palpan.


Según encuesta realizada por el centro de investigación AI Policy Institute, que aboga por políticas gubernamentales para mitigar los riesgos extremos de la inteligencia artificial, más del

80% de los estadounidenses piensan que la IA podría causar de manera accidental, un evento catastrófico y el 77% cree que el gobierno debería incrementar urgentemente las regulaciones a la IA.


El pasado 13 de marzo la Eurocámara aprobó la primera ley regulatoria de la IA en Europa.  La Ley de Inteligencia Artificial promete “garantizar la seguridad y el respeto de los derechos fundamentales mientras impulsa la innovación”, aseguran, pero no se puede olvidar que este es el mismo Parlamento Europeo que legisla bajo lógicas, órdenes y creencias globalistas.


Desde el surgimiento de chat GPT muchos comenzaron a preguntarse si las futuras Inteligencias Artificiales podrían provocar riesgos existenciales a la humanidad. 

La respuesta es sí. Y la respuesta y la certeza llegó en menos de 2 años. A esa velocidad avanzan la tecnología y los peligros, hoy.


Mientras los gobiernos de todo el mundo debaten cuál es la mejor manera de regular la IA y la Oficina de Seguridad Internacional y No Proliferación del Departamento de Estado tiene un mandato interinstitucional para abordar los riesgos de las tecnologías emergentes, incluidas las armas químicas y biológicas, o los riesgos radiológicos y nucleares, lo cierto es que las empresas tecnológicas más grandes del mundo continúan construyendo rápidamente la infraestructura para entregar la próxima generación de sistemas más potentes de IA, en algunos casos planeando utilizar 10 o 100 veces más potencia informática. 


Para entender mejor la crítica situación en que nos encontramos como humanidad, en un entorno profundamente antiético dominado por la agenda global, vamos a los ejemplos:


Según el informe Gladstone, encargado por el Departamento de Estado de los EE. UU., hay varias categorías de riesgo. La primera categoría es el “Riesgo de armamento”, en donde los sistemas de IA podrían usarse para diseñar y ejecutar ataques biológicos, químicos o cibernéticos, catastróficos, o permitir aplicaciones armadas sin precedentes en robótica de enjambre, que no es otra cosa más que una forma de coordinar muchos robots para que operen como un sistema. 


La segunda categoría es lo que llaman el “Riesgo de Pérdida de Control”, o la posibilidad de que los sistemas avanzados de inteligencia artificial superen a sus creadores. 

Hay “razones para creer que pueden ser incontrolables si se desarrollan utilizando las técnicas actuales, y podrían comportarse de forma adversa a los seres humanos por defecto”, dice el informe.


¿Hay alguna solución inmediata?

El informe Gladstone identifica el hardware (específicamente los chips de computadora de alta gama que se utilizan actualmente para entrenar sistemas de IA) como un obstáculo importante para el aumento de las capacidades de la IA. Regular la proliferación de este hardware puede ser el “requisito más importante para salvaguardar la seguridad global a largo plazo, frente a la IA”, aseguran.


Vale la pena anotar que mientras los políticos tratan de entender, regular o legislar sobre la IA, el mundo sigue girando y las elecciones se siguen dando, como las presidenciales de los EE. UU. en este 2024, y la inteligencia real y artificial se necesitan.


Por eso, llama la atención que uno de los coautores del informe, Mark Beall, ex funcionario del Departamento de Defensa, ex jefe de políticas de IA en el Pentágono, sea ahora cabeza de un súper PAC llamado Americans for AI Safety y lo haya anunciado justo el día en que se hizo público el informe Gladstone. 


Los PAC son Comités de Acción Política que se organizan en los EE. UU. con el fin de recaudar grandes sumas de dinero para invertirlo en apoyar candidatos y derrotar contendores políticos. La mayoría de los PAC representan intereses empresariales, laborales o ideológicos.

Los súper PAC no tienen límites ni restricciones sobre las fuentes de fondos financieros que pueden usar.

El súper PAC de Beall, tiene como objetivo lograr que la seguridad de la IA sea “un tema clave en las elecciones de 2024, con el objetivo de aprobar la legislación de seguridad de la IA para finales de 2024”, afirman en reciente comunicado.


Una de las conclusiones más alarmantes del informe Gladstone sobre Inteligencia Artificial, es que varios de los expertos entrevistados aseguran que los altos ejecutivos de las empresas líderes mundiales de inteligencia artificial reciben “fuertes incentivos” que los lleva a tomar decisiones que ellos califican de “perversas”. ¿De quién reciben esos incentivos y qué tipo de incentivos son? Esa es la pregunta que yo realizaría, pero que el informe deja sin responder.


Si desde antes de la aparición de la IA ya vivíamos en un mundo inundado de medias verdades, manipulación informática y desinformación a gran escala; la llegada de esta nueva tecnología ahora, no nos permitirá nunca más poder reconocer a ciencia cierta qué imagen, voz, texto o suceso, es real o ficcionado. 


Las fuentes, la manera de hacer periodismo y confirmar hechos, ha cambiado para siempre, convirtiendo en algo aun más complejo el ejercicio de hacer periodismo; descomponiendo y alterando los métodos y haciendo más imprescindible y urgente que nunca el que subsista el verdadero periodismo de investigación. Un periodismo cada vez más escaso, más vendido, más comprado y difícil de financiar o sostener para los que insistimos en permanecer independientes, por el bien de la verdad y la subsistencia humana.


La inteligencia y ética humana, sin duda, son hoy más necesarias que nunca.



32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page